Inspección Técnica de Edificios (ITE). Procedimiento


Inspeccion tecnica de edificios

 
La inspección técnica de edificios (ITE) es un informe emitido por un técnico competente (designados por la Ley de ordenación de la edificación) tras visita «in situ» al inmueble objeto. Las inspección técnica de edificios (ITE) incluyen información referente a las condiciones mínimas de seguridad, salubridad, marcados en las ordenanzas municipales de cada localidad. Es obligatoria, como carácter general, Real Decreto-ley 8/2011, de 1 de julio, para edificios con una antigüedad superior a 50 años, salvo en las comunidades donde se fije una antigüedad más restrictiva.

Se incluyen en la inspección datos sobre:

  • Estado de la estructura y cimentación.
  • Estado de fachadas interiores, exteriores, medianeras y otros paramentos, en especial los que pudieran suponer peligros de desprendimientos, como son cornisas, salientes, vuelos o elementos ornamentales.
  • Estado de conservación de cubiertas y azoteas.
  • Estado de las redes generales de fontanería y saneamiento del edificio.

La obligación de efectuar la Inspección Técnica de Edificios (ITE) corresponde a los propietarios de los mismos. Como norma general los ayuntamientos realizan listados de los edificios que deben ser objeto de inspección cada año.
Trámite
Los trámites administrativos varían dependiendo de los municipios, pero normalmente se realizan presenciales entregando la documentación requerida en las oficinas de registro del ayuntamiento correspondiente. En algunos casos los ayuntamientos habilitan apartados en sus web donde se pueden consultar los trámite para la realización de la inspección técnica de edificios.
Documentación
Lo impresos normalizados de solicitud se pueden descargar en algunos casos desde los espacios que los ayuntamientos habilitan en sus páginas web. Existen dos modelos diferentes según el resultado (favorable o desfavorable), que serán, una vez cumplimentados, firmados por técnico y la propiedad, no siendo obligatorio el visado del documento por el colegio profesional. Una vez recopilada la información se entregará en el ayuntamiento u organismo habilitado por el mismo y se decepcionará con sello de entrada quedando finalizado el tramite para el caso de una inspección técnica de edificio favorable. En el caso de ITE desfavorable, se presentará junto con informe de los motivos, y una breve propuesta de solución que seguirá como guía para la solución del problema por parte de la propiedad. Una vez realizadas las reparaciones se necesitará un acta de idoneidad en el que un técnico (el mismo que realizó la inspección técnica del edificio u otro), dé el visto bueno a las reparaciones.Con todo esto tendríamos la ITE válida durante 10 años.
 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.